Menú Close

La eutanasia

La traducción del griego de esta palabra sirve para definirla: “Bien morir” Sin embargo se adapta mal a las posibles acciones que se esconden en el acto eutanásico en sí. La eutanasia pasiva o indirecta, que hace años que se realiza en los hospitales de todo el mundo, de forma discreta y sin el conocimiento del público en general, es la omisión de actos médicos para prolongar la vida de un enfermo terminal. Digamos que el personal sanitario se cruza de brazos cuando muere un paciente terminal. Por supuesto con gran desasosiego de este personal sanitario, aunque comprendiendo que su decisión se debe a que no es humano prolongar el sufrimiento del paciente y sus familiares. En este caso el personal sanitario omite maniobras de reanimación, que bien podrían denunciarse como omisión del socorro debido con el agravante de ser profesionales de la salud. La muerte digna sería retirar el soporte que mantiene la vida del paciente, por ejemplo la ventilación mecánica, con el consentimiento del mismo paciente y/o de la familia. En este caso hay que hacer algo, desentubar al paciente a sabiendas que va a durar minutos sin el respirador, y además se le suministra analgésicos suficientes y potentes para asegurarse que no sufre en la transición. Sin embargo esta opción, que precisa la autorización del juez, no se considera eutanasia activa o directa. La ley aprobada en el parlamento hoy, y que está por desarrollar su normativa, trata de estos tipos de eutanasia. Desde mi criterio personal creo que la eutanasia pasiva y la muerte digna pueden aplicarse en los hospitales, pero que la eutanasia activa o directa, y el suicidio asistido que es proporcionar un medicamento que acabe con la vida del paciente debe hacerse en el domicilio. No es propio de la misión del hospital, ni de los profesionales que lo forman el proporcionar venenos a los pacientes, ni favorecer su muerte. En mi parecer no es beneficioso mezclar los cadáveres voluntarios de los involuntarios. No sé si la normativa sacará determinadas eutanasias de los hospitales. Veremos.